Una mañana de otoño

Llega el otoño, y con él las hojas secas, las piñas, … !Qué bonita estación para fotografiar!  Y más cuando eres una gran amante de la naturaleza.

Parece que las mejores sesiones son las de un día de verano con un sol radiante, pero he de reconocer que a mi me enamoran en cambio las de un día nublado de otoño.

En esta ocasión os muestro una sesión familiar en la que precisamente quería mostrar esto, el contacto con nuestra madre tierra, la energía que te aporta abrazar a un árbol, acariciar un hoja seca, … ya que además refleja el alma de esta familia. Lo esencial, lo natural.

Gracias familia por vuestra naturalidad, que sin duda se vio reflejada en el reportaje.

collage13

collage14